• O sea, usted trabajaba en un laboratorio. Y ahora trabaja en casa. ¿Y cómo hace para que esto funcione?

O sea, usted trabajaba en un laboratorio. Y ahora trabaja en casa. ¿Y cómo hace para que esto funcione?

Para el profesional que trabaja en la oficina, trabajar desde casa generalmente es una alternativa bastante sencilla. Si el trabajo se realiza principalmente con ordenadores, no suele ser un gran obstáculo hacer lo mismo en casa.

¿Pero qué pasa si usted trabaja en el entorno de un laboratorio de hardware o de ciencias puras y duras? La cosa se pone más difícil, pero aún así es factible, dicen dos expertos de Xerox PARC.

Sean Garner, vicepresidente y director del laboratorio de sistemas de hardware, y Ross Bringans, vicepresidente y director del laboratorio de materiales y dispositivos electrónicos, ambos son científicos con experiencia y líderes de equipo. Dicen que para aquellos ingenieros, físicos y científicos de materiales con los que trabajan –y otros que trabajan en un laboratorio– es posible la transición a trabajar en casa con algunos ajustes.

Manténgase centrado en su investigación.

No piense que el progreso se detendrá por completo. Aunque los ingenieros y científicos no podrán realizar experimentos en el laboratorio, seguirán teniendo acceso a los componentes de sus proyectos basados en software, por lo que el empuje no tiene por qué ser menor.

«Se puede y se debe seguir dedicando tiempo a los proyectos en los que se ha estado trabajando como prioridad principal», dijo Bringans. «Análisis de datos, interpretación, planificación de nuevos experimentos, redacción de propuestas... son actividades que hacemos con regularidad y que se pueden hacer en casa».

Adquiera una habilidad nueva y útil.

Independientemente del sector, en la lista de tareas de cada profesional siempre hay cosas importantes que hacer y que se pasan por alto por las cosas imprescindibles. Esta puede ser la oportunidad perfecta para que esas tareas que siempre se posponen, como aprender una nueva herramienta de software, pasen a primera línea.

«Los científicos de laboratorio suelen encontrar útil el uso de software de modelado, pero la curva de aprendizaje es bastante pronunciada», dijo Garner. «Para muchos de nosotros, esto es uno de los que entra en la categoría de 'Siempre he querido'. Si su organización puede obtener licencias de física computacional o paquetes de diseño, este es un gran momento para que sea una prioridad».

Póngase al día en lectura y escritura.

Bringans coincide en que hay toda una categoría de tareas que los científicos e ingenieros reconocen como importantes, pero que también se dejan de lado en favor de responsabilidades más urgentes.

«La lectura de literatura científica es otra forma de ocupar significativamente el tiempo», señaló. Al ponerse al día con las publicaciones, se ven los avances relacionados con su propio trabajo, hacemos un seguimiento de quiénes están progresando, se generan ideas para la colaboración, y posiblemente nuevas direcciones para los proyectos.

Esta es una oportunidad para que quienes se dedican a cuestiones técnicas conviertan los resultados en presentaciones para publicaciones pertinentes. «No se requiere la publicación al mismo nivel en el ámbito industrial que en el académico, pero aún así es importante hacerlo, si no, se está limitado por las peculiaridades de la competencia», dijo Garner. «Forma parte de la participación en la comunidad científica –y también es útil al tratar de crear conciencia sobre lo que estamos haciendo».

Por fin, solicite esas patentes.

«Los científicos de laboratorio aplazan de forma natural la solicitud de patentes porque lleva mucho tiempo y están centrados en otra cosa», dijo Garner. «Es una oportunidad de hacer algún avance».

También hay buenas razones para abordarlo: la propiedad intelectual es el alma de la industria. Protege las invenciones únicas y permite que las empresas sean competitivas, proporcionándoles los medios para frenar la invasión de sus competidores. Procure que la rueda se mantenga en movimiento.

Utilice el tiempo de inactividad como una forma de alimentar la creatividad.

La acumulación de tiempo, aunque sea inesperada, puede ser un regalo. El espacio en un día normalmente lleno significa espacio para imaginar y preguntar: «¿Qué pasaría si...?»

«Este es el momento PARA cálculos improvisados y la búsqueda de documentación», dijo Garner. «Confío en que la gente tenga mucha inventiva y que se dedique a profundizar en esas ideas que tienen en la cabeza desde hace tiempo».

«El resultado será muy interesante si así ocurre».

Bringans añadió: «Tal vez todos salgamos de esto con innovaciones impactantes».