El mundo es a la carta. Ahora la fabricación también puede serlo.

Aviones, coches, incluso naves espaciales - hay grandes cambios en la manera en que se fabrican las piezas para las máquinas que nos transportan por todo el mundo.

Basándose en décadas de experiencia en impresión y ciencia de materiales, Xerox está incubando nuevas tecnologías de impresión 3D y empezará a introducirlas en el mercado en el año 2020. «Hemos estado probando nuestra tecnología 3D con el Departamento de Defensa y la NASA para diseñar algunas de las piezas más complejas del mundo», dijo Naresh Shanker, Director de tecnología de Xerox. «La impresión 3D va a transformar la fabricación, y Xerox va a impulsar ese cambio».

La impresión 3D existe desde hace años y se utiliza para la creación rápida de prototipos, el modelado y en el ámbito educativo. ¿Qué ha cambiado? «Los costes han caído en picado; las funciones del hardware y el software están avanzando exponencialmente y las innovaciones en la ciencia de los materiales permiten ahora a los fabricantes imprimir componentes de uso final a escala con los estándares de calidad que exigen», escribe el vicepresidente de Forrester, investigación y tecnología emergente, Carlton Doty en su informe de investigación de octubre de 2018, Puntos destacados tecnología emergente: Fabricación aditiva.

Xerox tiene como objetivo interrumpir la fabricación tradicional a través de su tecnología de metal líquido en 3D combinada con un software de diseño basado en IA. «Al combinar estas dos tecnologías, los fabricantes podrán diseñar y fabricar piezas que cumplan sus requisitos estructurales y de coste en el primer intento», dijo Shanker.

Xerox 3D printer

Se ha presentado esta semana el prototipo de metal líquido 3D de Xerox en la conferencia Formnext en Fráncfort, Alemania.

Para satisfacer las necesidades empresariales de los productos a la carta, la tecnología de impresión 3D de Xerox utiliza la impresión de metal líquido para reducir el tiempo de producción de días a horas. Además, las impresoras de metal 3D de Xerox utilizan aleaciones estándar, las mismas aleaciones que se utilizan en la fabricación tradicional, lo que permite a los fabricantes diseñar piezas con materiales que ya conocen. Esto significa que las piezas tienen una mayor densidad, se fabrican con mayor rapidez y son menos costosas que las fabricadas con polvos metálicos.

Gracias a la impresión a la carta, las empresas ya no tendrán que comprar piezas durante décadas. Por ejemplo, si usted encarga un avión que dura 30 años, también necesita comprar cientos, si no miles, de piezas de repuesto. «Tendría que pagar para almacenar estas piezas de repuesto», dice el doctor Bryony Core, Analista de tecnología senior en IDTechEx. «Esto lleva a una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo». La impresión 3D a la carta puede reducir significativamente los costes de inventario y almacenamiento.

El software 3D basado en IA de Xerox integra todos los pasos de fabricación, desde el diseño hasta la planificación de la fabricación y el análisis del rendimiento, lo que permite una calidad y personalización constantes de las piezas.

Liquid metal double cone

Un artículo impreso por Xerox utilizando tecnología de metal líquido.

«El uso de la impresión 3D para fabricar piezas geométricas poco usuales a partir de materiales ligeros, como polímeros de alto rendimiento o materiales compuestos, significa que se puede ofrecer un producto mejorado», dice Core. En la industria automovilística, por ejemplo, la tecnología puede permitir a los fabricantes de automóviles sustituir las piezas tradicionales por versiones más ligeras y reducir el peso de los vehículos. Esto puede reducir sustancialmente los costes de combustible y las emisiones de carbono durante la vida útil de un automóvil.

«Estamos a punto de entrar en la era más decisiva de la industrialización desde la Revolución industrial, gracias a la fabricación aditiva», escribe Doty.

Compartir: